Blog
9 Marzo, 2015 Branding

Love Mark o amor incondicional 2.0

Le conoces, empiezas a hablar con ella y te empieza a gustar.
Poco a poco te das cuenta que sólo piensas en ella y que estás totalmente
comprometido a ser suyo para siempre, no hay otra igual.

Lo siento, pero estás enganchado. Has caído en el concepto Love Mark.

Y es que las marcas ahora no sólo quieren posicionar en buscadores y estar en “top of mind” de sus consumidores sino que ahora quieren ir un pasito más allá: Quieren generar amor. Pasiones desatadas que en ocasiones acaban en tinta corporal y que sólo hace falta darse un paseo por las imágenes de Google para comprobarlo. Tatuajes de Nike, Coca-Cola, Apple o Harley Davidson son de lo más común.

Probablemente para muchos de los que estéis leyendo esto os suene a una auténtica locura. Sin embargo, lo cierto es que, si bien no es fácil, hay marcas que llegan a despertar ese sentimiento en muchos consumidores y todas ellas tienen una serie de factores comunes:

  • Son marcas que contaban con un fundador o un líder que creía a pies juntillas en la marca.
  • Todas han trazado una estrategia de comunicación y de negocios clara desde un principio.
  • Son marcas que reflejan un estilo de vida y que lo trabajan desde un valor emocional.
  • Generan cierto amor y admiración entre la competencia porque han llegado a convertirse en marcas aspiracionales.
  • Todas han superado grandes crisis pero han sabido salir del atolladero reforzados.

Casi todas las empresas que han llegado a ser tan importantes como para generar Love Mark comenzaron siendo empresas muy pequeñas, pero hay un gran trabajo y un pequeño porcentaje de suerte detrás de cada una de ellas.

A la hora de definir cuáles son los pasos cruciales para llegar a generar pasión en tus clientes, proponemos una pequeña lista:

  • Tener muy clara la misión, los valores y el objetivo de la marca: En ocasiones el problema viene cuando esta visión e interiorización de marca se queda sólo en los despachos y no son capaces de trasmitirlo a todos y cada uno de los trabajadores de la empresa. Factor que es fundamental. La empresa debe respirar Love Mark.
  • Quien mucho abarca, poco aprieta: Toda la vida se ha dicho que no se puede gustar a todo el mundo. Por eso lo mejor es centrarnos en un nicho de mercado específico y trabajar absolutamente focalizados en ellos. Hay que conocer a tu pareja para hacerla sentirla feliz cada día.
  • Emocionar: En un mundo en el que todo el mundo vende, tenemos que tratar de ir un paso más allá y tocar el corazoncito de nuestros consumidores. Trabajar las emociones es sin duda un argumento igual o más potencial que unas buenas razones matemáticas.
  • Ser una experiencia: Ser una marca que genera Love Mark va más allá de gustar, has de generar una identidad de marca que interactúe con tu público. Cuida cada uno de los detalles desde la imagen corporativa, olores de los establecimientos, acciones fácilmente identificables con la marca…
  • Probar y volver a probar: las Love Mark van por delante, son ellos quien crean tendencias. Son las primeras en adaptase a las nuevas necesidades y aun así no siempre les funciona. El poder de estar a la última ha de trabajar junto con la persistencia para poder trabajar duro en conquistar corazones.

Así pues, convertirse en una Love Mark no es tarea fácil y, ni mucho menos, algo que se consiga de un día para otro. Sin embargo, creemos que sería posible que toda marca trabajara con ese objetivo, ya que si al menos no lo consigue trabajará para mejorar la marca continuamente.

 

Y a ti, ¿qué marca te levanta pasiones? 🙂

0 Comments

0 Comments for this post

¡Contáctanos!

Mail hola@maneki.es
Tel. 93.252.08.09 Tel. 93 252.09.90

"La fortuna juega a favor de las marcas preparadas"